CABECERA EN CONSTRUCCIÓN

Mañana, y al otro, y al otro,

los días transcurren a un monótono ritmo,

hasta la última sílaba del tiempo recogido en la Historia;

y todos nuestros ayeres han indicado a los necios

el camino hacia la polvorienta muerte.

Apágate, apágate breve candela.

La vida no es sino una sombra errante;

un pobre actor que se mueve y agita durante horas sobre el

escenario, y luego desaparece para siempre;

es una historia relatada por un idiota,

repleto de sonido y furia, que no significa nada.

martes, 30 de marzo de 2010

Silentium Amoris - Oscar Wilde


Silentium Amoris.

Oscar Wilde.

Como a menudo el resplandeciente sol

Persigue a la pálida y reacia luna,

Impulsándola hacia su cueva sombría,

Donde ella también se retira furtiva

En busca de la singular balada de un ruiseñor,

Así tu Belleza me impulsa,

En mis labios fracasando,

Y donde todo mi dulce canto

pierde su melodioso color.

Y como al amanecer cruzando el velo del licor,

En alas impetuosas arremete el viento,

Quebrando los juncos con su beso violento,

El cual ha sido su único instrumento:

Así mi tormentosa pasión me ha extraviado,

Silenciando mi sentimiento por exceso de amor.

Pero es seguro que ante tí mis ojos no revelarán

Porqué soy silencioso, y porqué mi laúd ha muerto.

Hacia nuevas tierras deberíamos partir:

Tú hacia unos labios de dulces melodías,

Y yo hacia el refugio de mi estéril memoria,

Donde yacen besos apenas insinuados,

Y canciones nunca cantadas.



No hay comentarios: